¿Qué Es la Miopía? La miopía es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad. Cuando existe una miopía, los objetos cercanos se ven claramente, pero los distantes se ven borrosos. La miopía es una condición común que afecta a un 25 por ciento de los estadounidenses. Este es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque, no una enfermedad de los ojos. La miopía en los niños La miopía es hereditaria y se descubre a menudo en los niños cuando tienen entre ocho y 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. Entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. La miopía también puede ocurrir en los adultos. Miopía leve o alta Una miopía leve es llamada miopía baja. Una miopía severa se conoce como miopía alta. Una miopía alta generalmente se estabiliza entre los 20 y los 30 años de edad. Una miopía alta, normalmente puede corregirse fácilmente con anteojos, lentes de contacto o algunas veces con cirugía refractiva. Los pacientes con miopía tienen un mayor riesgo de desarrollar un desprendimiento de la retina. Su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) discutirá con usted cuáles son las señales de alarma de un desprendimiento de la retina, y si usted está en una categoría de alto riesgo. Si la retina se desprende y se descubre a tiempo, un procedimiento quirúrgico puede usualmente repararla. Es importante someterse a exámenes regulares de los ojos realizados por un oftalmólogo para que los cambios en la retina que conducen a riesgo de desprendimiento de retina puedan ser observados y tratados. Las personas con miopía alta también pueden tener un riesgo mayor de desarrollar glaucoma y cataratas. Causas de la Miopía Para hacer posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así poder ser enfocados en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico. La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal o tiene una córnea (la ventana frontal transparente del ojo) que es demasiado curva. Como resultado, los rayos de luz se enfocan delante de la retina y no sobre ella. Esto le permite ver claramente los objetos cercanos, pero los objetos distantes se ven borrosos. Síntomas de la Miopía Algunas señales y síntomas de la miopía incluyen fatiga visual, dolores de cabeza, la acción de entrecerrar los ojos para ver bien y dificultad para ver objetos lejanos, tales como señales de tráfico o una pizarra en la escuela. Los síntomas de la miopía pueden ser evidentes en los niños en edades entre los ocho y los 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. En edades entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. Diagnóstico de la miopía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una miopía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene miopía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que usted es miope, su médico utilizará ciertos dispositivos durante el examen para saber qué causa la miopía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz desde la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de error de refracción que usted pueda tener, y ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Miopía No hay un “mejor método” para corregir la miopía. La corrección más apropiada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su oftalmólogo para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la miopía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está disponible. En muchos casos, las personas pueden optar por corregir la miopía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. Usted puede haber oído hablar de un proceso conocido como ortoqueratología para tratar la miopía. Este proceso utiliza una serie de lentes de contacto duros para aplanar la córnea y gradualmente reducir el error de refracción. La mejoría de la visión después de una ortoqueratología es temporal. Una vez que el uso de estos lentes se interrumpe, la córnea vuelve a su forma original, y la miopía regresa. ¿Qué Es la Hipermetropía? La hipermetropía (mala visión de cerca), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta o dobla la luz adecuadamente y las imágenes no se enfocan claramente. Cuando existe una hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos. Las personas experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas personas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras personas con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos. Causas de la Hipermetropía Para que sea posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así puedan enfocarse en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico, el cual es en realidad una parte del cerebro. Al igual que la miopía (mala visión de lejos), la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye. Síntomas de la Hipermetropía Algunas señales y síntomas de la hipermetropía incluyen tener dificultad con las tareas de ver de cerca, como la lectura, tener la vista cansada, entrecerrar los ojos y tener dolores de cabeza. La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa debido a que sus ojos son capaces de doblar los rayos de luz para colocarlos directamente en la retina. Diagnóstico de la Hipermetropía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una hipermetropía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene hipermetropía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que la visión es hipermétrope, el médico usa ciertos dispositivos de examen para saber qué está causando la hipermetropía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de errores de refracción que usted pueda tener, y que ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Hipermetropía Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está a su disposición. En otros casos, las personas pueden optar por corregir la hipermetropía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. No hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía. No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su médico para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. ¿Qué Es el Astigmatismo? El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea (la cúpula transparente que cubre el iris y la pupila del ojo), o en la estructura del lente (cristalino) del ojo. Normalmente, la córnea y el cristalino son suaves y curvos por igual en todas direcciones, lo que ayuda a enfocar los rayos de luz pronunciada y correctamente hacia la retina, en la parte posterior del ojo. Sin embargo, si la córnea o el cristalino no son homogéneamente curvos o suaves, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. Cuando la córnea tiene una forma irregular, la condición es llamada astigmatismo corneal. Cuando la forma del lente se distorsiona, la condición es llamada astigmatismo lenticular. Como resultado de cualquiera de estos tipos de astigmatismo, la visión cercana o lejana de los objetos se torna borrosa o distorsionada. Es como mirarse en un espejo en una casa de la risa, donde usted se ve demasiado alto, demasiado amplio, o demasiado delgado. Se puede nacer con astigmatismo. De hecho, la mayoría de la gente probablemente nace con algún grado de astigmatismo, y tenerlo conjuntamente con otros defectos de refracción: una miopía o una hipermetropía. Mientras que los adultos con un mayor grado de astigmatismo pueden darse cuenta de que su visión no es tan buena como debería ser, los niños que tienen síntomas de astigmatismo pueden no ser conscientes de la presencia de la condición, y es probable que no se quejen de tener visión borrosa o distorsionada. Pero si el astigmatismo no se corrige, puede afectar seriamente la capacidad del niño para desempeñarse bien en la escuela y la práctica de deportes. Por eso es fundamental que los niños tengan exámenes de los ojos con regularidad, para poder detectar la presencia de astigmatismo u otros problemas de la visión tan pronto como sea posible. ¿Qué Causa el Astigmatismo? El astigmatismo es causado por una curvatura irregular de la córnea o el cristalino. Si la córnea o el cristalino no son suaves y su curvatura no es pareja, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. El astigmatismo es un tipo de error refractivo, que causa una visión borrosa o distorsionada a distancias cercanas y lejanas. El astigmatismo es muy común. En la mayoría de los casos, las personas con astigmatismo nacen con esta condición. La razón por cual la forma de la córnea es diferente de persona a persona es desconocida, pero la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria. En ocasiones, el astigmatismo puede desarrollarse después de una lesión, una enfermedad, o una cirugía ocular. Es un mito que el astigmatismo se desarrollare o empeore debido a actividades como la lectura con poca luz, o sentarse muy cerca de la televisión. Síntomas del Astigmatismo Los síntomas de astigmatismo pueden incluir visión borrosa o áreas distorsionadas en la visión, fatiga visual, dolores de cabeza, entrecerrar los ojos para tratar de ver con claridad, o molestias en los ojos. Tener estos síntomas no necesariamente significa que usted tenga astigmatismo, pero indica la necesidad de una hacer una visita a su oftalmólogo para realizarse un examen completo de los ojos. Diagnóstico del Astigmatismo Su oftalmólogo le hará un examen completo de la vista, y utilizará diversos instrumentos para medir la forma en que su ojo enfoca la luz. Le medirá su agudeza visual, pidiéndole que lea las letras en un cuadro de distancia, y así determinar la claridad de su visión a una cierta distancia. El dominio o poder de foco también será examinado con una serie de lentes colocados en frente de sus ojos. La curvatura de la córnea se medirá con un queratómetro. La topografía corneal puede usarse para proporcionar información adicional sobre la forma de la superficie de la córnea. Con estas pruebas, su oftalmólogo puede diagnosticar el astigmatismo y podrá determinar el grado de prescripción de anteojos o lentes de contacto que usted necesita para tener una visión clara. Otras opciones de tratamiento también serán discutidas, tales como una cirugía de astigmatismo. Tratamiento del Astigmatismo Por lo general, un astigmatismo de leve a moderado puede corregirse con anteojos o lentes de contacto. En el pasado, los lentes de contacto para astigmatismo sólo podían ser lentes rígidos (lentes RGp o GP por sus siglas en inglés), pero este ya no es el caso. Ahora se pueden usar unos lentes blandos llamadas lentes de contacto tóricos, los cuales pueden corregir el astigmatismo. Sin embargo, si bien los lentes de contacto tóricos pueden ser apropiados para algunas personas, si usted tiene un astigmatismo severo, unos lentes de contacto rígidos o un par de anteojos pueden ser una opción mejor. Su oftalmólogo le explicará sus opciones de lentes. Para algunas personas con astigmatismo, una cirugía puede ser la opción para corregir la visión, incluyendo el LASIK. Su médico de los ojos puede discutir con usted los distintos tipos de procedimientos de cirugía refractiva que se pueden considerar para la corrección del astigmatismo.

Oftalmología Integral - Tratamiento para miopía,

hipermetropía y astigmatismo

Consultorios en: San Mateo Atenco Tel.: (728) 287 0054 y Metepec Tel.: (722) 211 10 20, Estado de México
Tratamiento para miopia, hipermetropía y astigmatismo

Oftalmólogo de Metepec y San Mateo Atenco

Cirujano Oftalmólogo Alta especialidad en Cirugía Estética de Párpados y Vías Lagrimales Ced. Prof. 4160472 / Ced. Esp. 6745528
Acuda al Oftalmólogo para un diagnóstico certero y tratamiento adecuado a su problema visual - Citas en San Mateo Atenco y Metepec
Sanatorio San Nicolás
San Mateo Atenco Tel.: 728 287 0054 Horario de Atención: Martes, Miércoles, y Viernes de 4:30 pm a 8:00 pm, y Sábados de 10:00 am a 2:00 pm
Consultorio de Metepec
Metepec Tel.: 722 211 1020 Horario: Lunes a Viernes de 10:00 am a 2:00 pm . Lunes y Jueves de 4:30 pm a 8:00 pm
Cirujano Oftalmólogo Alta especialidad en Cirugía Estética de Párpados y Vías Lagrimales Ced. Prof. 4160472 / Ced. Esp. 6745528
Consultorios en: San Mateo Atenco, Tel.: (728) 287 0054 Metepec, Tel.: (722) 211 1020
Tratamiento para miopia, hipermetropía y astigmatismo
¿Qué Es la Miopía? La miopía es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad. Cuando existe una miopía, los objetos cercanos se ven claramente, pero los distantes se ven borrosos. La miopía es una condición común que afecta a un 25 por ciento de los estadounidenses. Este es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque, no una enfermedad de los ojos. La miopía en los niños La miopía es hereditaria y se descubre a menudo en los niños cuando tienen entre ocho y 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. Entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. La miopía también puede ocurrir en los adultos. Miopía leve o alta Una miopía leve es llamada miopía baja. Una miopía severa se conoce como miopía alta. Una miopía alta generalmente se estabiliza entre los 20 y los 30 años de edad. Una miopía alta, normalmente puede corregirse fácilmente con anteojos, lentes de contacto o algunas veces con cirugía refractiva. Los pacientes con miopía tienen un mayor riesgo de desarrollar un desprendimiento de la retina. Su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) discutirá con usted cuáles son las señales de alarma de un desprendimiento de la retina, y si usted está en una categoría de alto riesgo. Si la retina se desprende y se descubre a tiempo, un procedimiento quirúrgico puede usualmente repararla. Es importante someterse a exámenes regulares de los ojos realizados por un oftalmólogo para que los cambios en la retina que conducen a riesgo de desprendimiento de retina puedan ser observados y tratados. Las personas con miopía alta también pueden tener un riesgo mayor de desarrollar glaucoma y cataratas. Causas de la Miopía Para hacer posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así poder ser enfocados en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico. La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal o tiene una córnea (la ventana frontal transparente del ojo) que es demasiado curva. Como resultado, los rayos de luz se enfocan delante de la retina y no sobre ella. Esto le permite ver claramente los objetos cercanos, pero los objetos distantes se ven borrosos. Síntomas de la Miopía Algunas señales y síntomas de la miopía incluyen fatiga visual, dolores de cabeza, la acción de entrecerrar los ojos para ver bien y dificultad para ver objetos lejanos, tales como señales de tráfico o una pizarra en la escuela. Los síntomas de la miopía pueden ser evidentes en los niños en edades entre los ocho y los 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. En edades entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. Diagnóstico de la miopía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una miopía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene miopía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que usted es miope, su médico utilizará ciertos dispositivos durante el examen para saber qué causa la miopía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz desde la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de error de refracción que usted pueda tener, y ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Miopía No hay un “mejor método” para corregir la miopía. La corrección más apropiada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su oftalmólogo para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la miopía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está disponible. En muchos casos, las personas pueden optar por corregir la miopía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. Usted puede haber oído hablar de un proceso conocido como ortoqueratología para tratar la miopía. Este proceso utiliza una serie de lentes de contacto duros para aplanar la córnea y gradualmente reducir el error de refracción. La mejoría de la visión después de una ortoqueratología es temporal. Una vez que el uso de estos lentes se interrumpe, la córnea vuelve a su forma original, y la miopía regresa. ¿Qué Es la Hipermetropía? La hipermetropía (mala visión de cerca), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta o dobla la luz adecuadamente y las imágenes no se enfocan claramente. Cuando existe una hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos. Las personas experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas personas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras personas con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos. Causas de la Hipermetropía Para que sea posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así puedan enfocarse en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico, el cual es en realidad una parte del cerebro. Al igual que la miopía (mala visión de lejos), la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye. Síntomas de la Hipermetropía Algunas señales y síntomas de la hipermetropía incluyen tener dificultad con las tareas de ver de cerca, como la lectura, tener la vista cansada, entrecerrar los ojos y tener dolores de cabeza. La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa debido a que sus ojos son capaces de doblar los rayos de luz para colocarlos directamente en la retina. Diagnóstico de la Hipermetropía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una hipermetropía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene hipermetropía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que la visión es hipermétrope, el médico usa ciertos dispositivos de examen para saber qué está causando la hipermetropía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de errores de refracción que usted pueda tener, y que ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Hipermetropía Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está a su disposición. En otros casos, las personas pueden optar por corregir la hipermetropía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. No hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía. No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su médico para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. ¿Qué Es el Astigmatismo? El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea (la cúpula transparente que cubre el iris y la pupila del ojo), o en la estructura del lente (cristalino) del ojo. Normalmente, la córnea y el cristalino son suaves y curvos por igual en todas direcciones, lo que ayuda a enfocar los rayos de luz pronunciada y correctamente hacia la retina, en la parte posterior del ojo. Sin embargo, si la córnea o el cristalino no son homogéneamente curvos o suaves, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. Cuando la córnea tiene una forma irregular, la condición es llamada astigmatismo corneal. Cuando la forma del lente se distorsiona, la condición es llamada astigmatismo lenticular. Como resultado de cualquiera de estos tipos de astigmatismo, la visión cercana o lejana de los objetos se torna borrosa o distorsionada. Es como mirarse en un espejo en una casa de la risa, donde usted se ve demasiado alto, demasiado amplio, o demasiado delgado. Se puede nacer con astigmatismo. De hecho, la mayoría de la gente probablemente nace con algún grado de astigmatismo, y tenerlo conjuntamente con otros defectos de refracción: una miopía o una hipermetropía. Mientras que los adultos con un mayor grado de astigmatismo pueden darse cuenta de que su visión no es tan buena como debería ser, los niños que tienen síntomas de astigmatismo pueden no ser conscientes de la presencia de la condición, y es probable que no se quejen de tener visión borrosa o distorsionada. Pero si el astigmatismo no se corrige, puede afectar seriamente la capacidad del niño para desempeñarse bien en la escuela y la práctica de deportes. Por eso es fundamental que los niños tengan exámenes de los ojos con regularidad, para poder detectar la presencia de astigmatismo u otros problemas de la visión tan pronto como sea posible. ¿Qué Causa el Astigmatismo? El astigmatismo es causado por una curvatura irregular de la córnea o el cristalino. Si la córnea o el cristalino no son suaves y su curvatura no es pareja, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. El astigmatismo es un tipo de error refractivo, que causa una visión borrosa o distorsionada a distancias cercanas y lejanas. El astigmatismo es muy común. En la mayoría de los casos, las personas con astigmatismo nacen con esta condición. La razón por cual la forma de la córnea es diferente de persona a persona es desconocida, pero la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria. En ocasiones, el astigmatismo puede desarrollarse después de una lesión, una enfermedad, o una cirugía ocular. Es un mito que el astigmatismo se desarrollare o empeore debido a actividades como la lectura con poca luz, o sentarse muy cerca de la televisión. Síntomas del Astigmatismo Los síntomas de astigmatismo pueden incluir visión borrosa o áreas distorsionadas en la visión, fatiga visual, dolores de cabeza, entrecerrar los ojos para tratar de ver con claridad, o molestias en los ojos. Tener estos síntomas no necesariamente significa que usted tenga astigmatismo, pero indica la necesidad de una hacer una visita a su oftalmólogo para realizarse un examen completo de los ojos. Diagnóstico del Astigmatismo Su oftalmólogo le hará un examen completo de la vista, y utilizará diversos instrumentos para medir la forma en que su ojo enfoca la luz. Le medirá su agudeza visual, pidiéndole que lea las letras en un cuadro de distancia, y así determinar la claridad de su visión a una cierta distancia. El dominio o poder de foco también será examinado con una serie de lentes colocados en frente de sus ojos. La curvatura de la córnea se medirá con un queratómetro. La topografía corneal puede usarse para proporcionar información adicional sobre la forma de la superficie de la córnea. Con estas pruebas, su oftalmólogo puede diagnosticar el astigmatismo y podrá determinar el grado de prescripción de anteojos o lentes de contacto que usted necesita para tener una visión clara. Otras opciones de tratamiento también serán discutidas, tales como una cirugía de astigmatismo. Tratamiento del Astigmatismo Por lo general, un astigmatismo de leve a moderado puede corregirse con anteojos o lentes de contacto. En el pasado, los lentes de contacto para astigmatismo sólo podían ser lentes rígidos (lentes RGp o GP por sus siglas en inglés), pero este ya no es el caso. Ahora se pueden usar unos lentes blandos llamadas lentes de contacto tóricos, los cuales pueden corregir el astigmatismo. Sin embargo, si bien los lentes de contacto tóricos pueden ser apropiados para algunas personas, si usted tiene un astigmatismo severo, unos lentes de contacto rígidos o un par de anteojos pueden ser una opción mejor. Su oftalmólogo le explicará sus opciones de lentes. Para algunas personas con astigmatismo, una cirugía puede ser la opción para corregir la visión, incluyendo el LASIK. Su médico de los ojos puede discutir con usted los distintos tipos de procedimientos de cirugía refractiva que se pueden considerar para la corrección del astigmatismo.

Tratamiento para miopia,

hipermetropía y astigmatismo

Oftalmólogo de San

Mateo Atenco y Lerma-

Atarasquillo-Ameyalco

Acuda al Oftalmólogo para un diagnóstico certero y tratamiento adecuado a su problema visual Citas en San Mateo Atenco y Metepec
Sanatorio San Nicolás
San Mateo Atenco Tel.: 728 287 0054 Horario de Atención: Martes, Miércoles y Viernes de 4:30 pm a 8:00 pm y Sábados de 10:00 am a 2:00 pm
Clínica de Metepec
Lerma Atarasquillo Tel.: 722 211 1020 Horario de atención: Lunes a Viernes de 10:00 am a 2:00 pm . Lunes y Jueves de 4:30 pm a 8:00 pm
Consultorios en: San Mateo Atenco Tel.: (728) 287 0054 Metepec Tel.: (722) 211 10 20, Estado de México
Tratamiento para miopia, hipermetropía y astigmatismo
Cirujano Oftalmólogo Alta especialidad en Cirugía Estética de Párpados y Vías Lagrimales Ced. Prof. 4160472 / Ced. Esp. 6745528
¿Qué Es la Miopía? La miopía es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad. Cuando existe una miopía, los objetos cercanos se ven claramente, pero los distantes se ven borrosos. La miopía es una condición común que afecta a un 25 por ciento de los estadounidenses. Este es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque, no una enfermedad de los ojos. La miopía en los niños La miopía es hereditaria y se descubre a menudo en los niños cuando tienen entre ocho y 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. Entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. La miopía también puede ocurrir en los adultos. Miopía leve o alta Una miopía leve es llamada miopía baja. Una miopía severa se conoce como miopía alta. Una miopía alta generalmente se estabiliza entre los 20 y los 30 años de edad. Una miopía alta, normalmente puede corregirse fácilmente con anteojos, lentes de contacto o algunas veces con cirugía refractiva. Los pacientes con miopía tienen un mayor riesgo de desarrollar un desprendimiento de la retina. Su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) discutirá con usted cuáles son las señales de alarma de un desprendimiento de la retina, y si usted está en una categoría de alto riesgo. Si la retina se desprende y se descubre a tiempo, un procedimiento quirúrgico puede usualmente repararla. Es importante someterse a exámenes regulares de los ojos realizados por un oftalmólogo para que los cambios en la retina que conducen a riesgo de desprendimiento de retina puedan ser observados y tratados. Las personas con miopía alta también pueden tener un riesgo mayor de desarrollar glaucoma y cataratas. Causas de la Miopía Para hacer posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así poder ser enfocados en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico. La miopía ocurre cuando el ojo es más largo de lo normal o tiene una córnea (la ventana frontal transparente del ojo) que es demasiado curva. Como resultado, los rayos de luz se enfocan delante de la retina y no sobre ella. Esto le permite ver claramente los objetos cercanos, pero los objetos distantes se ven borrosos. Síntomas de la Miopía Algunas señales y síntomas de la miopía incluyen fatiga visual, dolores de cabeza, la acción de entrecerrar los ojos para ver bien y dificultad para ver objetos lejanos, tales como señales de tráfico o una pizarra en la escuela. Los síntomas de la miopía pueden ser evidentes en los niños en edades entre los ocho y los 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. En edades entre los 20 y los 40 años de edad, por lo general hay pocos cambios. Diagnóstico de la miopía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una miopía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene miopía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que usted es miope, su médico utilizará ciertos dispositivos durante el examen para saber qué causa la miopía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz desde la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de error de refracción que usted pueda tener, y ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Miopía No hay un “mejor método” para corregir la miopía. La corrección más apropiada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su oftalmólogo para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la miopía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está disponible. En muchos casos, las personas pueden optar por corregir la miopía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. Usted puede haber oído hablar de un proceso conocido como ortoqueratología para tratar la miopía. Este proceso utiliza una serie de lentes de contacto duros para aplanar la córnea y gradualmente reducir el error de refracción. La mejoría de la visión después de una ortoqueratología es temporal. Una vez que el uso de estos lentes se interrumpe, la córnea vuelve a su forma original, y la miopía regresa. ¿Qué Es la Hipermetropía? La hipermetropía (mala visión de cerca), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta o dobla la luz adecuadamente y las imágenes no se enfocan claramente. Cuando existe una hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos. Las personas experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas personas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras personas con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos. Causas de la Hipermetropía Para que sea posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así puedan enfocarse en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico, el cual es en realidad una parte del cerebro. Al igual que la miopía (mala visión de lejos), la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye. Síntomas de la Hipermetropía Algunas señales y síntomas de la hipermetropía incluyen tener dificultad con las tareas de ver de cerca, como la lectura, tener la vista cansada, entrecerrar los ojos y tener dolores de cabeza. La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa debido a que sus ojos son capaces de doblar los rayos de luz para colocarlos directamente en la retina. Diagnóstico de la Hipermetropía Su Oftalmólogo puede diagnosticar una hipermetropía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si usted tiene hipermetropía mediante un examen estándar de la visión, donde se le pide que lea las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación. Si la prueba demuestra que la visión es hipermétrope, el médico usa ciertos dispositivos de examen para saber qué está causando la hipermetropía. Poniendo el resplandor de una luz especial en sus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope. Su oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de errores de refracción que usted pueda tener, y que ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos. Tratamiento de la Hipermetropía Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de su ojo. También pueden ayudar a proteger sus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está a su disposición. En otros casos, las personas pueden optar por corregir la hipermetropía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo. No hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía. No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su médico para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted. ¿Qué Es el Astigmatismo? El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea (la cúpula transparente que cubre el iris y la pupila del ojo), o en la estructura del lente (cristalino) del ojo. Normalmente, la córnea y el cristalino son suaves y curvos por igual en todas direcciones, lo que ayuda a enfocar los rayos de luz pronunciada y correctamente hacia la retina, en la parte posterior del ojo. Sin embargo, si la córnea o el cristalino no son homogéneamente curvos o suaves, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. Cuando la córnea tiene una forma irregular, la condición es llamada astigmatismo corneal. Cuando la forma del lente se distorsiona, la condición es llamada astigmatismo lenticular. Como resultado de cualquiera de estos tipos de astigmatismo, la visión cercana o lejana de los objetos se torna borrosa o distorsionada. Es como mirarse en un espejo en una casa de la risa, donde usted se ve demasiado alto, demasiado amplio, o demasiado delgado. Se puede nacer con astigmatismo. De hecho, la mayoría de la gente probablemente nace con algún grado de astigmatismo, y tenerlo conjuntamente con otros defectos de refracción: una miopía o una hipermetropía. Mientras que los adultos con un mayor grado de astigmatismo pueden darse cuenta de que su visión no es tan buena como debería ser, los niños que tienen síntomas de astigmatismo pueden no ser conscientes de la presencia de la condición, y es probable que no se quejen de tener visión borrosa o distorsionada. Pero si el astigmatismo no se corrige, puede afectar seriamente la capacidad del niño para desempeñarse bien en la escuela y la práctica de deportes. Por eso es fundamental que los niños tengan exámenes de los ojos con regularidad, para poder detectar la presencia de astigmatismo u otros problemas de la visión tan pronto como sea posible. ¿Qué Causa el Astigmatismo? El astigmatismo es causado por una curvatura irregular de la córnea o el cristalino. Si la córnea o el cristalino no son suaves y su curvatura no es pareja, los rayos de luz no son refractados correctamente. A esto se le llama error de refracción. El astigmatismo es un tipo de error refractivo, que causa una visión borrosa o distorsionada a distancias cercanas y lejanas. El astigmatismo es muy común. En la mayoría de los casos, las personas con astigmatismo nacen con esta condición. La razón por cual la forma de la córnea es diferente de persona a persona es desconocida, pero la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria. En ocasiones, el astigmatismo puede desarrollarse después de una lesión, una enfermedad, o una cirugía ocular. Es un mito que el astigmatismo se desarrollare o empeore debido a actividades como la lectura con poca luz, o sentarse muy cerca de la televisión. Síntomas del Astigmatismo Los síntomas de astigmatismo pueden incluir visión borrosa o áreas distorsionadas en la visión, fatiga visual, dolores de cabeza, entrecerrar los ojos para tratar de ver con claridad, o molestias en los ojos. Tener estos síntomas no necesariamente significa que usted tenga astigmatismo, pero indica la necesidad de una hacer una visita a su oftalmólogo para realizarse un examen completo de los ojos. Diagnóstico del Astigmatismo Su oftalmólogo le hará un examen completo de la vista, y utilizará diversos instrumentos para medir la forma en que su ojo enfoca la luz. Le medirá su agudeza visual, pidiéndole que lea las letras en un cuadro de distancia, y así determinar la claridad de su visión a una cierta distancia. El dominio o poder de foco también será examinado con una serie de lentes colocados en frente de sus ojos. La curvatura de la córnea se medirá con un queratómetro. La topografía corneal puede usarse para proporcionar información adicional sobre la forma de la superficie de la córnea. Con estas pruebas, su oftalmólogo puede diagnosticar el astigmatismo y podrá determinar el grado de prescripción de anteojos o lentes de contacto que usted necesita para tener una visión clara. Otras opciones de tratamiento también serán discutidas, tales como una cirugía de astigmatismo. Tratamiento del Astigmatismo Por lo general, un astigmatismo de leve a moderado puede corregirse con anteojos o lentes de contacto. En el pasado, los lentes de contacto para astigmatismo sólo podían ser lentes rígidos (lentes RGp o GP por sus siglas en inglés), pero este ya no es el caso. Ahora se pueden usar unos lentes blandos llamadas lentes de contacto tóricos, los cuales pueden corregir el astigmatismo. Sin embargo, si bien los lentes de contacto tóricos pueden ser apropiados para algunas personas, si usted tiene un astigmatismo severo, unos lentes de contacto rígidos o un par de anteojos pueden ser una opción mejor. Su oftalmólogo le explicará sus opciones de lentes. Para algunas personas con astigmatismo, una cirugía puede ser la opción para corregir la visión, incluyendo el LASIK. Su médico de los ojos puede discutir con usted los distintos tipos de procedimientos de cirugía refractiva que se pueden considerar para la corrección del astigmatismo.

Oftalmología Integral - Tratamiento para miopia,

hipermetropía y astigmatismo

Oftalmólogo de Metepec y

San Mateo Atenco

Acuda al Oftalmólogo para un diagnóstico certero y tratamiento adecuado a su problema visual Citas en San Mateo Atenco y Metepec
Sanatorio San Nicolás
San Mateo Atenco Tel.: 728 287 0054 Horario de Atención: Martes, Miércoles y Viernes de 4:30 pm a 8:00 pm y Sábados de 10:00 am a 2:00 pm
Clínica de Metepec
Metepec Tel.: 722 211 1020 Horario: Lunes a Viernes de 10:00 am a 2:00 pm . Lunes y Jueves de 4:30 pm a 8:00 pm